El estudio de muestras de tejidos y líquidos corporales es una herramienta fundamental para la establecer el diagnóstico, hacer seguimiento al tratamiento y/o definir de conducta médica. Este apoyo diagnostico cuenta con diferentes fases: Pre analítica, Analítica y Post Analítica, siendo la toma de muestras trasversal y de gran relevancia en el proceso, puesto que los errores en este procedimiento conlleva a pérdidas económicas, mala utilización de los recursos, pérdida de tiempo valioso en la atención del paciente, errores en las decisiones médicas y con ello la insatisfacción de los usuarios.